Rápido, busca un proveedor no chino!

O LA NECESIDAD DE CONSIDERAR UNA ESTRATEGIA DE MULTILOCALIZACIÓN

Otro de los efectos del Coronavirus, o con nombre actualizado de Covid-19, es el replanteamiento que va a suponer para muchas empresas la fabricación (sólo) en China.

Lo cierto es que China entera parece estar en cuarentena y con ello la “fábrica mundial” no puede suministrar todo lo que se le pide, los pedidos se retrasan y los costes aumentan. Lo que se traduce en un notable descenso de las cargas de contenedores procedentes de China, aumentando al mismo tiempo el coste de los fletes…..

pandemic-4855303_1920

… Nadie sabe lo que va a durar esto, pero a corto plazo no se ve solución. Es por esto que las empresas empiezan a buscar zonas alternativas de suministro locales o incluso fabricar localmente. Si lo primero es complicado, más parece lo segundo, cuando la mayoría de los países occidentales han renunciado a la fabricación, atraídos por los bajos costes laborales.

Esto se podía haber evitado habiendo implantado una estrategia de multilocalización. Una opción que no solo permite afrontar situaciones excepcionales como esta, sino que también facilita la internacionalización por ejemplo en el caso de productos que se ven favorecidos por la fabricación en una zona determinada, como puede ser la Unión Europea con terceros países, o las denominadas zonas de libre comercio como puede ser el Mercosur o Asean.

Como  ejemplo de multilocalización tenemos a la Cooperativa Mondragon, que dispone de 9 delegaciones corporativas internacionales (Brasil, Rusia, India, China, Taiwán, Vietnam, México  y USA), así como más de 90 plantas productivas en todo el mundo.

Aquí más información: https://www.mondragon.edu/es/movilidad-internacional/corporacion-mondragon-mundo/corporacion

Evidentemente, en este caso hablamos de un holding corporativo pero a pequeña escala también es necesario diversificar tanto los mercados de suministro como los mercados de venta, o como dice el refranero popular….

huevos en cestas   ….. “no poner todos los huevos en la misma cesta”

En conclusión, parece que la situación en la fabrica del mundo puede suponer un punto de inflexión en la visión de las empresas en su estrategia de aprovisionamientos. Todo dependerá de lo que dure esta situación.

 

 

 

SIN FABRICAR, NO HAY COMPRA ON LINE

Será fruto de que ya hemos pasado la crisis, la emergencia social o un simple ciclo económico capitalista, que se percibe con cierta alegría la situación económica actual.

compra onlineA este momento se le junta las nuevas oportunidades que produce el comercio online, bien sea con canal propio bien a través de market places, que está produciendo numerosos casos de éxito, como el de mi paisano de Aceros de Hispania.

Observo como se inflan las expectativas económicas del mundo online (tonto el último), más si cabe cuando en la mayoría de los casos lo que se hace es comercializar producto asiático.

Parece ser que la gente compra y mucho, pero la gente compra porque tiene dinero, y la gente tiene dinero porque hay empresas dónde vivimos que fabrican cosas, incluso algunas hasta innovan…

A esto se le une que la gente como trabaja paga impuestos, impuestos con los que los gobiernos hacen cosas (y parte se las quedan), gracias a lo cual se mueve la economía.

En definitiva, que si matamos a nuestra industria no tendremos dinero para comprar offline u online. Luego no nos quejemos

ZCASH, la nueva criptomoneda.

zcashSe une a la las otras que circulan en el mundo  virtual, siendo Bitcoin la más conocida.

El común denominador es que poco se sabe de estas monedas salvo que su valor se incrementa rápidamente, demasiado.

En el caso concreto del Bitcoin desde que se puso en circulación en 2009. Varias personas de reconocido prestigio inversor han puesto ya su confianza en esta moneda, incluso varios comercios no virtuales la utilizan en Alemania. Otros países como Tailandia o Bolivia la han prohibido.

Entre su principal ventaja se encontraría la libertad de movimiento de capitales alejado de Bancos y Gobiernos, lo que al mismo tiempo es su principal inconveniente. De la especulación bancaria podríamos pasar a la especulación virtual, de la libertad de capital a la anarquía monetaria.

La realidad es que estas criptomonedas se afianzan como moneda alternativa en nuestras transacciones internacionales y locales, pero ¿Hasta dónde llegará? ¿Dejarán los Gobiernos, los Bancos Centrales, el Fondo Monetario Internacional que se expandan?

El cambio de divisa

cambiar-divisasDependiendo que el viaje que hagamos es posible que no llevemos con nosotros una gran cantidad de cambio de moneda.

Si viajamos fuera de la zona euro, comprar moneda extranjera previo al viaje siempre es caro, con un recargo de entre el 3 y el 10%, teniendo además comisiones por cambio de moneda.

También podemos llevar euros y cambiar en el destino pero tampoco es una buena opción ya que no siempre tendremos la opción de comparar cambios.

Otra opción es sacar dinero en el país. La ventaja es que Visa o Mastercard aplican un cambio más favorable que bancos y oficinas de cambio. Sin embargo tendremos que pagar comisiones establecidas por nuestra entidad, la comisión por el uso de tarjeta fuera de la zona euro y una probable comisión del banco extranjero titular del cajero por utilizarlo.

También habrá que tener cuidado si podemos pagar en euros en lugar de en la divisa local , pues nos aplicarán un tipo de cambio muy perjudicial.

Hay plataformas como WeSwap que ofrecen la posibilidad de cambiar dinero entre particulares, lo que supone una mejora en el cambio.

Como conclusión,  tenemos que negociar con nuestro banco español las comisiones, y valorar las alternativas posibles. En definitiva, se trata de perder tiempo o perder dinero….

 

¿Habrá TTIP este año?

ttipEl acuerdo de Asociación Transatlántica para el Comercio y la inversión, (TTIP, en sus siglas en inglés), entre la Unión Europea y Estados Unidos no vive su mejor momento.

Los primeros se encuentran con dos países principales que no están dispuestos a concesiones como son Alemania  y Francia. Por otra parte el descontento generalizado en la sociedad europea que ha llevado a un aumento de la radicalización de una derecha y una izquierda que, por diferentes motivos, tampoco aceptan el acuerdo. Unido a esto, tenemos la expectante salida del Reino Unido de la Unión Europea, el principal socio europeo de Estados Unidos, y por lo tanto el más interesado en el acuerdo.

Por parte de Estados Unidos, su principal impulsor, el presidente Obama, dejará el cargo en Enero del 2017. La candidata Clinton tampoco se le ve muy convencida como el hecho de que apenas lo haya publicitado en la campaña. Mientras el candidato republicano Trump pretende que la negociación no sea con la Unión Europea sino con cada uno de los países.

La intención era que se aprobase este año, pero no parece que vaya a ser así. Al menos como se planteó en un principio. Por eso ya se empieza a hablar de que no se llegue a completar y se quede en un TTIP light.

 

Oportunidades en el Magreb

Las empresas que quieren exportar suelen fijarse en lo más cercano y que aparentemente supone menos inconvenientes, como Portugal o Francia.
Pero también tenemos otros vecinos que quizá si que presenten más oportunidades como Marruecos, Túnez o Argelia, que junto con Mauritania y Libia forman el Magreb. La zona oriental del islam.

Sigue leyendo